12 junio 2008

Mala pata II, el retorno...

Muchas gracias a tod@s por los ánimos,de verdad.
Ahora ya estoy más animada que el lunes,y he asimilado que la plasta blanca y pesada que llevo en la pierna (a.k.a. escayola) va a permanecer unida a mi una buena temporadita.
Quizá mi entrada del lunes fue un pelín fatalista, lo se, pero es que tenía planes para todas las tardes de la semana, porque yo soy de esas personas que se hacen planes y planes para ocupar las pocas horas libres que nos quedan en el día después de haber cumplido con la jornada laboral.
Pues eso, que el viernes estuve bailando en una boda, el sábado me recuperé de la resaca, y el domingo estuve mirando hostales y horarios del Ave para ir a mediados de Julio a Madrid a ver la exposición de Mucha que tantas ganas tengo... Y el lunes que iba a reservar ya los billetes y el alojamiento...me pasa esto del pie. Cosas de la vida, nunca se sabe que va a ser de un@ hasta el momento definitivo; todos los planes se pueden torcer,(al igual que todos los tobillos...)Bueno, la exposición está en Madrid hasta el 31 de Agosto, y yo tengo que ir como sea, aunque sea con la escayola. Dejaré pasar un poco más de tiempo, que remedio...

Y aquí estoy de vuelta, porque hasta ahora me levantaba lo justo para ir al baño, y muchas ganas de teclado no tenía...Pero he vuelto con ganas, ahora que he logrado el control "casi-absoluto" de las muletas, ya nada impide que cubra los cuatro metros escasos que separan mi cama del ordenador,ja,ja,ja...(risa diabólica). Los tres primeros días las muletas y yo formábamos un tándem simbiótico en plan pato mareado dando tumbos por el pasillo...

Me estoy poniendo morada de ver programas de información y de cotilleo, he comenzado a leer again mi libro favorito, El Silmarilion,...pero todo se hace más llevadero con la compañía perfecta, mi Kassandra.
Aquí va la secuencia completa de como mi estupenda gata me hace compañía y vigila mi lecho por si entra un ladrón o demás gentes malas...Observad como primero me vigila, luego le va pillando la modorra, después ya se pone cómoda y estiradita, y finalmente Morfeo se apodera de ella y se espatarra dormida con la boca abierta...(que monada de colmillitos...)




7 comentarios:

Ardaleth dijo...

Lo primero: Bienvenida de vuelta!

Jejeje qué mona Kassandra!

Con las muletas se acaba desarrollando una relación de amor/odio... pero bueno, si ya te puedes mover de aquí para allá aunque sea en plan pato mareado pues mejor!

Miphil!

Azelaïs de Poitiers dijo...

Bueno, bueno, las desgracias no son tan malas en buena compañía, jajaja. Y no lo digo por los programas de cotilleo ¿eh? deja eso que es peligroso! jajaja.

Me alegro de que tengas más ánimos. Y con las muletas... un consejo: pon mucha venda en la parte donde apoyas las manos. Cuanto más acolchadito mejor, sobre todo si la cosa va para largo. Te lo digo porque tengo muuuuchos esguinces de experiencia y he sufrido mucho, jajaja. Mejor acolcharlos antes de que te fastidies las manos. Luego no tiene remedio, brrrrr.

Tanakil dijo...

¡¡Qué guapa, Kassandra!! Las fotos son muy chulas. Está rechonchi, ¿eh? Es que apenas la había visto y estas fotos me han hecho ilu :)
Cuídate,
Tanakil.

carlos_roda dijo...

Hola Nienna!,me alegro mucho de que estés más animada, además con la preciosísima Kassandra dándote mimos y vigilando tu lecho, no me extraña!

La verdad es que no se pueden hacer muchos planes, al menos a mí siempre me salen al revés, cuando no es por una cosa es por otra, pero ya verás como podrás ir a ver la expo de Mucha.

SALUDOS!

P.D.- Por cierto, como va el folletín Obregón-Cantizano? jajaja...

Cj Fuentes dijo...

animo ^^
y alejate de lso programas de cotilleo xD JJEJEJE
voy a visitar la web de tu friend a ver que tal
saludosss

Peperotti dijo...

Me alegro que ya estés más optimista y que ya no lo veas todo tan negro. De todas maneras, ante la adversidad, hay que intentar ver lo positivo, porque deprimirse y amargarse no sirve de nada. Así que nada, a seguir descansado y a vivir como una reinona; ya verás que pronto se te pasa el tiempo y dentro de cuatro días te verás ya libre del yugo escayolil. Ánimo!

Por cierto, muy chulas las fotos de Kasandra.

Bender dijo...

Me alegro que cada vez vayas habituándote a tu percance, al menos que no se te haga tan pesado ¿no? Cuídate mucho.

Kassandra está para comérsela de lo guapa que es.