16 octubre 2008

Wonderful life

El martes nos dejó el padre de Sergio, un gran amigo de mi cuadrilla.
Ahora venimos del cementerio, y en estos duros momentos de la vida, se piensa, se reflexiona acerca de la brevedad de la misma, pero a fin de cuentas el único consuelo que nos queda a los que lloramos una perdida es que la vida que nos queda por delante debería ser como poco "maravillosa".
A ti Sergio, y a todos los que sufren por circunstancias similares, esta preciosa canción de Black, una de las pocas canciones de mi época que me siguen y seguirán emocionando.

4 comentarios:

yaGO! dijo...

descanse en paz

carlos_roda dijo...

Siento mucho lo del padre de tu amigo Nienna, pero es verdad, la vida es muy breve aunque a veces nos parezca todo lo contrario, y dentro de todo lo malo que nos toca vivir, pues también es maravillosa, y cuanto menos, lo poco que estemos aquí, intentemos hacerla todos algo más maravillosa.

Saludos y un fuerte abrazo!

Tanakil dijo...

Ese disco de Black es genial. Nunca me cansa escucharlo.
Saludos,
Tanakil.

Bender dijo...

Es una injusticia que la vida sea tan breve para las personas, pues no nos da tiempo de realizar muchas cosas. A mi me cuesta mucho pensar que la vida es maravillosa, aunque debo reconocer que sí lo es.

Descanse en paz este hombre.