14 abril 2008

El barco de los sueños

Algunos de los que me conoceis en persona ya sabeis el interés que despierta en mí la trágica historia del Titanic,el barco de los sueños.
Tal día como hoy,14 de Abril del año 1912,el majestuoso Titanic se hundía lentamente en el fondo del Oceáno Atlántico,y allí descansa para siempre a 3.800m. de profundidad.
Os enlazo esta buenísima página en la que podeis aprender todo lo relativo al famoso y desgraciado trasantlántico.
Yo,como soy muy ritualista,generalmente hoy suelo ver la película más o menos para coincidir con el justo momento de la colisión con el fatídico Iceberg,exactamente a las 11,40 h.
Este es mi pequeño homenaje:


EL ICEBERG

El Iceberg avanza hacia nosotros inexorablemente.
Vedlo cómo se suelta del frente del glaciar,de los pies del glaciar.
Sí,es blanco,se mueve;sí,es más grande que todo cuanto avanza en el mar,en el aire o en la tierra.
Sueños mortales que una caravana de icebergs atraviesa.
"A doscientos cincuenta pies de altura sobre el nivel del mar,destellan sus colores que son maravillosos y totalmente diáfanos".(...)

CANTO XII

De ahora en adelante todo marchará según lo planeado.
El casco de hierro ya no palpita,las máquinas permanecen quietas,el fuego se ha apagado hace tiempo.
¿Qué ocurre? ¿Por qué no avanzamos?
¡Escucha! Alguien murmura en cubierta,rezando sus rosarios.
El mar es un cristal negro,liso.Noche sin luna.
Por favor,no os preocupeis.Nada se ha roto a bordo,ni un vaso,ni una copa de champán.
Todos esperan en pequeños grupos,sin hablar,inquietos,obedientes,con abrigos de piel,batas y monos. (...)
¡Mira,han disparado un cohete de señales!
Pero no es más que un débil silbido,una llama azulada que surca el cielo y se refleja en rostros vacíos. (...)

CANTO XVII

Nos hundimos sin hacer ruido.
Como en una bañera el agua está quieta en los alumbrados salones de palmeras,en las canchas de tenis,en los vestíbulos reflejados en los espejos.
Transcurren minutos oscuros que cuajan como gelatina.No hay riñas,ni disputas.Diálogos a media voz.
Usted primero señor.Saludos a los niños.
En los botes se oye el crujir de los cables y se ven sobre el remo fosforescentes gotas de agua que como a cámara lenta del mar emergen y al mar vuelven.
Sólo cuando se acerce el fin-la proa oscura levantada perpendicularmente desde la profundidad cual absurda torre,apagada la última luz-entonces un sonido jamás oído quebrará la calma de cristal...
Fue un ruido jamás escuchado y que nadie quiere volver a oir en su vida.
A partir de ese momento,ya el barco no existía.
Después sólo se oyeron los gritos.(...)

CANTO XVIII

Con lo cual,remaron a toda prisa,alejándose del punto impenetrable donde había desaparecido el Titanic,pero no pudieron escapar de los gritos.
Cada una de esas voces era clara y diferente de la otra:
el estridente alarido de terror diferente del ronco lamento,el chillido suplicante,distinto del gemido estrangulado,y así sucesivamente,y no eran pocos los gritos,sino miles de ellos,el mar estaba en calma,había un arrullo en el aire,y las voces llegaban lejos y eran muy nítidas.(...)
Después de una larga hora las voces disminuyeron,y sólo se oía aquí y allá una débil y solitaria tos,hundiéndose simplemente en la oscuridad total.

Poemas extraídos del libro "El hundimiento del Titanic",de
H.Magnus Enzensberger,de la editorial Plaza & Janés.

9 comentarios:

Bender dijo...

Buf, leer los poemas estos pone los pelos de punta, más que nada porque vives de nuevo la sensación de ahogo de las víctimas y te pones en la piel de aquel momento.

No creo que vea la película hoy, pero me parece un buen homenaje y una excusa perfecta para verla de nuevo.

Un saludo.

Tanakil dijo...

Los barcos hundidos siempre me han resultado misteriosos. Aunque mucha gente dice que "Ghost Ship" es mala, a mí me gustó bastante.
"Titanic" (la de Leonardo di Caprio) me negué a verla durante muchos años y cuando por fin lo hice, me gustó. La historia de ese barco es impresionante, pero siempre me preguntaré cómo se les ocurrió crear algo así, esa ballena de lujo tenía los minutos contados.
Saludos,
Tanakil.

Nienna dijo...

Ahhh,Leonardo,Leonardo...Ya se encargó el solito de cargarse la versión cinematográfica de 1997.
Salvo por la presencia de este muchacho,no se ni cuantas veces me habré visto esa peli,junto con otras versiones de la misma triste historia.
Muxus

Ardaleth dijo...

Pues a servidora, dejando aparte tanto a Leo DiCaprio como a Kate Winslet, la peli del 97 le gustó mucho. Me he leído algún libro más al respecto, en respecto uno cuyo título no recuerdo y que sospecho
que los guionistas de la peli habían leído por las numerosas coincidencias de guión...

Por circunstancias anómalas esta tarde no estoy en Zaragoza, así que mal lo veo para pasarme ;)

Miphil!

BlueberryGirl dijo...

Hola Nienna!!!

Siempre me ha atraído la historia del Titanic, y coincido con bender, pone los pelos de punta imaginarse en la piel de las víctimas.

Hace unos años estuve en una exposición sobre los restos del naufragio, en la Coruña, piezas de la vajilla, objetos personales que recuperaron, hasta había una réplica de las conpuertas.

Por cierto, a mi Leo si me gusta, pero tardé en ver la película, mi hermano me decía, "para que la vas a ver si ya sabes como acaba" ¡cosas de mi hermano!.

Un besito!!!

Nienna dijo...

¿Viste la exposición de Coruña??
Que suerte maja;que envidia(sana sanota...)que me das...

Azelaïs de Poitiers dijo...

Ainnns chicas de poca fe. Leonardo diCaprio es bastante estúpido como persona y si no lo es, no hace nada para demostrarlo. Sin embargo, como actor es muy bueno, como ha demostrado en otras muchas películas. Lo mismo se puede decir de Kate Winslet.

El gran problema que tienen ambos en esa película es la historia manida, hortera y cursi que les ponen a ellos. Creo que tienen algunos de los peores diálogos de la historia del cine. Entiendo que los mozos quisieran apuntarse al carro de una película tan oscarizable, pero deberían haberse negado a hacer semejante papelón. Además, son la pareja más extraña jamás vista. ¡No pegan ni con cola!

Porque eso sí, el resto de la película, realmente está bastante majo. Pero Cameron no fue nada tonto pensando que un documental sobre el Titanic no vendería ni la mitad que una historia rosa al estilo americano. Lástima que, una vez asumida esa parte, no se molestara en hacer una historia rosa que por lo menos fuera bonita.

Selerkála dijo...

Chica, Niennita, tu ya sabes lo que opino de la peli. Y de Leo, y de la gran Kate...Asi que pa que más :P

Un abrazo!!

carlos_roda dijo...

Estremecedores poemas. En cuanto al barco de los sueños, ha sido siempre una de mis obsesiones desde que vi la película de Jean Negulesco con Barbara Stanwyck y Robert Wagner por TV hará unos 30 años. De hecho tengo una lámina enmarcada que me compré en una de las primeras ferias de Arco en Madrid, y que es la que ahora tanto se ve por ahí.

En cuanto al Titanic de Cameron, pues ya la vi bastantes veces. No sé si merecía o no tantos Oscars, pero a mí siempre me engancha... Creo que tanto DiCaprio como la Winslet (ella más) están bien en su papel, es más, creo que sin ellos y sin la excelente banda sonora,la peli no habría sido el tremendo exitazo que fue.

Independientemente de lo que supuso la tragedia del famoso trasatlántico, la peli entretiene, te cautiva desde el primer momento, y mucho, que ya es bastante. Al fin y al cabo es para lo que sirve el cine.

SALUDOS!