16 diciembre 2009

Proserpina/ Perséfone

Hija de Júpiter/ Zeus, Dios de Dioses y de Ceres/ Démeter, Diosa de la agricultura, las cosechas y la fecundidad.
En el lago Pergusa de Sicilia, mientras recogia flores con las Ninfas, fue raptada por el hermano de su padre, su tío Plutón/ Hades para hacerla su esposa y por lo tanto Diosa del Inframundo.
Su madre marchó a buscarla en vano por todos los rincones del mundo, y en su desesperación detuvo enfurecida el crecimiento de frutas y verduras, convirtiéndo en desierto aquellas tierras que pisaba.
Su padre envió a Mercurio/ Hermes al mundo subterráneo de Plutón para que éste la liberara de su prisión. Plutón aceptó, pero hizo comer a Proserpina seis semillas de granada (símbolo de fidelidad en el matrimonio), lo que la condenó á pasar seis meses de cada año en los infiernos con su marido y otros seis meses en libertad con sus padres.

Ésta es la razón de la Primavera: cuando Proserpina vuelve con su madre, Ceres decora la tierra con flores de bienvenida, pero cuando en Otoño vuelve al Inframundo con su esposo Plutón, la naturaleza pierde sus colores.
Las festividades celebradas en su honor consistían en grandes festivales florales, llamados Florisertum o Antesforia.

El pintor prerrafaelita Dante Gabriel Rossetti (1828-1882) plasmó en varias ocasiones el mito de Proserpina. En esta pintura de 1874, la joven lleva en la mano una granada abierta de la que ya ha comido unos granos, según el mito, lo que va a ligarla para siempre al reino de los muertos. A la izquierda del cuadro unas hojas del granado de donde ha cogido el fruto, cultivados en los prados de los Infiernos.

Y de nuevo la transformación fotográfica.

3 comentarios:

Andrés dijo...

Es uno de los mitos que más me gustan, ha sido un placer recordarlo.

Un besote, espero que todo vaya bien.

carlos_roda dijo...

Hola mi adorada Valar! Ya conocía la obra de Rossetti naturalmente, aunque tengo que decir que me ha sorprendido muy gratamente la fotografía.

Es un placer volver a visitar tus mansiones, aunque en realidad nunca las había abandonado.

Muchos besotes querida Nienna! cuidaros mucho tanto tú como el diablillo que llevas dentro y que descanses y disfrutes de este fin de semana tan invernal y navideño que tenemos.

Anónimo dijo...

amo este mito... deseo tatuarme a persefone en mi .. para recordar siempre mi amor por la mitologia y por este mito en especial!