30 octubre 2009

Feliz Halloween!!!

Con esta ilustración tan sexy del británico Matt Dixon quiero desearos a tod@s una feliz y mágica Noche de Difuntos.
Ajustaros vuestros sombreros de Bruja, calzad vuestras escobas y salid a quemar la noche...

La costumbre de convertir una calabaza en farol llamado
"Jack-o-lantern" tiene su origen en la Irlanda del siglo XVIII. Según cuenta la leyenda, Jack era un alcohólico, vago y holgazán, que se pasaba el día tirado debajo de un árbol.
Un buen día el Diablo se le apareció para llevárselo al Infierno y Jack lo desafió a subir a un árbol. Cuando el Diablo subió, Jack talló una cruz en el tronco, lo que impidió que el Diablo pudiera bajar del mismo.
Jack hizo un trato con Satanás, permitiéndole bajar si no volvía a tentarlo con malos hábitos.
Cuando Jack murió no podía entrar en el Cielo debido a sus pecados pero tampoco podía entrar en el Infierno por haber engañado al Diablo, quien le entregó un trozo de rescoldo dentro de una cubeta hueca para que pudiese iluminar su camino y vagar hasta el día del Juicio Final.

Cuando los inmigrantes irlandeses llegaron a Estados Unidos, y al ser allí tan abundantes las calabazas, empezaron a tallarlas para introducir en ellas velas o faroles durante la noche de Halloween, y así mantener alejados a los espíritus malignos de sus hogares y animales.

5 comentarios:

Tanakil dijo...

Hmmm, no me extraña que ponga esa cara la calabaza, jeje.
¡Feliz noche!
Ah, y felicidades por el cumpleaños del blog ;-)
Tanakil.

Dahomey dijo...

Yo ya conocia la historia pero es bueno racordarla :) Feliz Noche De Halloween

Jenny dijo...

He conocido hace poco la leyenda.
Me encanta la ilustración.

Un abrazo Nienna.

Último Íbero dijo...

Yo me disfrazo de Caza-Vampiros o Inquisidor General y la gente me mira mal en las fiestas. Dicen que les chafo el ambiente, pero me da igual.

Ellos exaltan lo tétrico y oscuro que hay dentro de nosotros. Pues yo, para compensar, señalo lo que lo combate :P

¡Feliz Noche de Caza de Seres Malignos!

Andrés dijo...

Flipo con mi memoria. Se supone que había leído esta leyenda antes, pero es como si la hubiese leído por primera vez.

Muy interesante, estas historias me chiflan.