26 enero 2009

Jean-Jacques Henner

Solitude

Jean Jacques Henner nació el 5 de Marzo de 1829 en Bernwille, Alsacia, aunque emigró a París debido a la grave crisis económica que azotó Alsacia durante los años 1846 y 1847.
Aunque ya a la edad de 12 años había comenzado a iniciarse en el campo de la Pintura, fue en la capital parisina donde entró a estudiar en la Escuela de Bellas Artes como pupilo de Drolling y Picot.
Durante la siguiente década pintó numerosos paisajes de su Alsacia natal, a la que viajaba ocasionalmente.
Recibió el Premio de Roma por su obra "Adán y Eva buscando el cuerpo de Abel", lo que le permitió viajar a Italia y poder continuar su formación en la Villa Medicis.
Allí conoció el trabajo de los pintores del Renacimiento italiano, que ejercieron una gran influencia sobre la posterior obra pictórica de Henner.

Debutó en el Salón de París del año 1863 con "Joven bañista", y desde entonces expuso con frecuencia.
Caballero de la Legión de Honor en 1873; medalla de primera clase en la Exposición Universal de 1978; sucesor de Alexander Cabanel en el Instituto de Francia en 1889 y Gran Premio de la Exposición Internacional de París de 1900.
Falleció en París el 23 de Julio del año 1905.
Maestro de los perfiles difuminados, la delicadeza femenina y los cabellos rojizos.
Se han fijado ustedes en su fijación por las pelirrojas?

Rêverie

La liseuse

Solitude II

La femme au divan noir

Mélancholie

6 comentarios:

Cj Fuentes dijo...

Muy bonito el tipo de dibujo ^^ ais me gustaria saber dibujar mejor T.T jeje
un saludo

Findûriel dijo...

wow, qué maravilla... si es que tu blog es un pozo de sabiduría y una fuente de descubrimientos. Con lo que me gusta a mí el desnudo femenino decimonónico... Además es del tipo de pinturas tan difuminadas que parece o bien que acaben de aparecer, o bien que se estén desvaneciendo.
Me encanta este arte del crepúsculo.

Caminando... dijo...

Seguramente su gran amor fue pelirroja...
Besos, Nienna

Andrés dijo...

Pues estas pelirrojas tienen pinta de estar aburridas y desganadas.

Nienna dijo...

Se conoce como Melancolía...

carlos_roda dijo...

Este Andresín tiene cada cosa jaja...Yo como romántico empedernido que soy, en perpetuo estado de melancolía, me encanta la obra de Henner, muy cercana a la de algunos impresionistas. Me encantan especialmente las dos primeras, Rêverie y La liseuse, por ese contraste de rojizos y azules con el blanco de la piel, y Mélancholie... Ains!!!

Besotes!