03 septiembre 2008

Yo sobreviví a la Expo!!

Bueno, tanto Expo por aquí, Expo por allá, en las revistas, en la tele, en la radio, ....No os imaginais como está Zaragoza totalmente tomada por el muñequito azul Fluvi; no hay esquina en la ciudad en la que no se vea a la famosa gotita de agua.
Pues bien, ya puedo morir tranquila,...."ya he estado en la Expo", cosa que al principio me resistía a hacer, pero que al final me decidí a pasar por el aro y acudir al evento junto con toda una monstruosa masa de población.

Con mi flamante pase de tres días y la compañía de mi hermana Marijo, nos adentramos en un verdadero Infierno de asfalto. Y lo digo por los 34 grados de calor axfisiante que aún parecían más por el consiguiente rebote en las zonas de asfalto y hormigón.

¿Mi opinión? No se ni que decir...algunas cosas estan bien, pero no creo que sea para tanto con toda la promoción que le han hecho a la Expo. No es para tirar cohetes ni mucho menos. Vamos, que puedo morir tranquila por haber estado allí, pero el que no ha estado también puede hacerlo tan tranquilamente....
Como me gusta mucho la Arquitectura, me gustaron mucho más los edificios que lo que albergaban en su interior.
Cosas de la vida...
Os pongo algunas fotos de las cosas que más me gustaron:

El Pabellón Puente

Interior Pabellón Puente

Pabellón Sed (me encantó porque parece hecho con plástico de embalaje, el de las burbujitas para explotar)

Plasmación de una gota de agua rota en el aire

La Torre del Agua de noche


Y bueno, también hubo un montonazo de cosas que no me gustaron, como las interminables colas para acceder a los pabellones, las escasas zonas de sombra, el elevado precio de los productos de consumo, el cazurrismo de muchas personas de la Tercer Edad que pretenden tener favoritismos en todos los lugares a base de empujones y malas maneras, pero sobre todo no me gustaron cosas como "esto", que demuestran que las obras de realización de la Expo se acabaron atolondradamente el mismo día de la inauguración. Casi todas las baldosas del pavimento estaban levantadas a tan solo dos meses de ponerlas... Fueron varios los tropezones de gente que yo vi; lo raro es que no me cayera yo con lo torpe que soy...


Bueno, que sigo....
Para ver el Acuario casi hay que vender tu alma al Diablo. Quienes me lean y hayan estado allí sabrán de qué hablo.
Colas en el fast-pass para sacar entrada al Acuario, y si tienes suerte, que a mi me costó dos días el conseguir mis entradas. Pero una vez allí dentro de la franja horaria que te han asignado, aun te toca esperar otra media horita de nada al sol para entrar en el edificio.
Y dentro ya se me vino todo abajo...Como han sido unos chapuceros y no les dió tiempo a colocar los carteles de información delante de los peces, resulta que en la entrada te ofrecen una guía de unas veinte páginas por el módico precio de 2€. Vamos, creo yo que lo normal es que haya carteles delante de las peceras para leer la información acerca de los peces que estas viendo en ellas.
Y luego, llego toda ilusionada a ver a los cocodrilos y va y resulta que los dos estaban más dormidos que un tronco y ni siquiera se movían ni para respirar.
Sigo pensando que eran cocodrilos de plástico...y que a los de la organización no les habría dado tiempo a traer a los animales de su lugar de origen,ja,ja...
El Acuario es más falso que un billete de 15. He visto el de Donosti y el de Coruña, y me gustaron muchísimo más.
Este de Zaragoza es solamente de animales fluviales, no marinos, y eso limita mucho la cosa...
Donde esten los tiburones, sobre todo Gastón, donde va a parar...

8 comentarios:

Cj Fuentes dijo...

que bonito es todo T.T yo kiero un fluby
un saludo

Ganieda dijo...

Cj Fuentes tiene razón, por lo que dices Fluvi y darte el paseillo en teleférico para ver los edificios por fuera es lo mejor de la Expo de Zaragoza.

Gastón también quedó impactado al verte, ya te dije que cuando estuve allí con mi prima me dió saludos para tí.

Bikos!

BlueberryGirl dijo...

Hola Nienna!!!

La mascota es muy chula, supongo que tendrás alguna de recuerdo.

Lo de hacer las cosas a correr y que queden a medias, es un mal muy español por desgracia, lo digo por lo de las baldosas y lo del acuario, que pena lo de los carteles.

Un saludo!!!

yaGO! dijo...

yo estuve el dia del record de visitantes 70.000 sali asqueado del calor y las colas, solo pude ver 4 cosas y ningun espectaculo... pero reconozco q hay mucho q ver y admirar, si uno se arma de paciencia antes

Tanakil dijo...

Menudo veranito cultural que llevas ;) Veo que eres una chica inquieta.
¡No veas qué ruido debe de hacer una de esas burbujas si explota como las pequeñas! Jajaja, mira qué vicio tenemos todos con apretarlas.
Saludos,
Tanakil.

Anónimo dijo...

Pues a mi la EXPO en general me gusta bastante, lo de las colas es lo peor, pero es inevitable...

El pabellon "sed" (ese de plastico que parece un OVNI) teoricamente encima de los plasticos se pulverizaba agua con sal (o un compuesto similar) que cristalizaba y quedaba cubierto entero de sal, pero no les funciono el sistema y quedó asi (que tampoco esta mal para ser un error XD)

Lo de los carteles del acuario, segun tengo entendido, lo han hecho así para aligerar en lo posible las colas y que la gente vaya mas rapido dentro.


ale , a ver si puedo acercarme por el smial y nos vemos.


Besicos, Snaga

carlos_roda dijo...

Bueno pues la verdad que exceptuando la foto de las baldosas, (menos mal que no tropezaste y te caíste anda, hubiese sido el colmo de la mala pata) pues tiene todo una pinta super-ultra-mega-moderno, como en casi todas las Expo claro, lo de la gota de agua es, o al menos parece impresionante la verdad. Una pena lo que comentas del acuario, es verdad que donde estén los escualos que se quite lo demás... Y lo de las colas y los altos precios de cualquier cosa, pues es lo malo de este tipo de eventos...

Saludetes

Altary dijo...

Al igual que tú, yo también he sobrevivido a la Expo. Era un poco expo-escéptico, pero al final, como muchos, sucumbí y pagué la entradita. Y bueno...comparto lo que dices: no está mal, pero tampoco es nada del más allá; vamos, que quien no la ha visitado, bien porque no ha querido o porque no ha podido, tampoco se pierde gran cosa.

Si me he de quedar con algo de la expo, me quedo con el audiovisual (sobre todo por su música) del pabellón de Emiratos Árabes Unidos.